jueves, 25 de agosto de 2016

Timbal de tortilla de patatas con ibérico y brie



Hoy reinventamos un clásico de los aperitivos y tapas que nunca falta en nuestra mesa: la tortilla de patatas. Vamos a preparar un salteado de patatas y cebollas y presentarlo junto con un huevo escalfado. La mezcla con el brie y el jamón nos deja una delicia de tapa que no deja indiferente a nadie...

Ingredientes:
- 4 huevos
- 4 patatas medianas
- 1 cebolla
- 150 gr. de jamón ibérico
- 1 cuña de queso brie
- sal, pimienta, aceite de oliva

1.- En una sartén con aceite de oliva bien caliente, rehogar la patata y la cebolla cortadas en cuadrados del mismo tamaño. Una vez que comience a dorarse, añadir unos dados de queso, retirar del fuego y reservar.
2.- Escalfar los huevos: en un cazo con abundante agua, sal y un chorrito de vinagre, escalfar los huevos durante tres minutos hasta que la clara quede cocida y la yema permanezca líquida.
3.- Montaje del plato: con ayuda de un aro de emplatar, verter la mezcla de la patata, acompañar de una loncha de jamón, añadir el huevo escalfado y para finalizar, el brie restante, que se fundirá con el calor del resto de ingredientes.
Blogger Widgets

jueves, 28 de abril de 2016

Arroz basmati aromatizado a la naranja


Un buen acompañamiento puede ser tan importante como el plato principal. En casa nos estamos aficionando a aromatizar los arroces de guarnición, y la verdad es que con unos pequeños toques, cambiamos el plato y lo hacemos muchísimo más apetecible. Como estamos en temporada de naranjas, no podía dejar de probar esta combinación, que nos ha encantado: la ralladura de la naranja con el aroma del arroz basmati es sorprendente. Podemos "jugar" con las especias y aromas para hacer arroces que sean el complemento perfecto para acompañar carnes o pescados. Nosotros hoy lo hemos tomado con unas pechugas a la naranja., ¡eso si es combinar en la cocina!.
Aunque lo hemos preparado con thermomix, porque siempre hago así los arroces de guarnición, lo podemos preparar de nuestra forma habitual: basta con añadir las especias y la ralladura de naranja al sofrito para que el arroz se impregne de todo su aroma. Y a disfrutar:

Ingredientes (para unas 6 raciones)

1 naranja
50 gr. de aceite de oliva
3 dientes de ajo pelados
800 gr. de agua
350 gr. de arroz basmati*
6-8 bolas de cardamomo
1 cucharadita de canela
una cucharadita de sal

* antes de cocinar el arroz lo lavaremos para eliminar el almidón que lleva adherido y conseguir un grano suelto. Lo podemos hacer en el mismo cestillo de thermomix, poniéndolo bajo el grifo o remojándolo hasta que salga el agua limpia.


Preparación (con thermomix):
1.- Pelar la naranja, sólo la parte naranja, sin nada de blanco. Poner en el vaso la piel de la naranja y picarla a velocidad máxima durante unos segundos. Añadir después el aceite en el vaso junto con los ajos y sofreír programando 5 minutos a 100º y velocidad 2.
2.- Echar en el vaso el agua, el zumo de la naranja exprimida a mano y la sal. Programar 7 minutos, Varoma, velocidad 4 para hacer hervir el agua
3.- Acabado el tiempo, introducir el cestillo con el arroz, el cardamomo, la canela y programar 13 minutos, Varoma, velocidad 4, moviendo el arroz con la espátula a través del bocal de vez en cuando.
4.- Al terminar, sacar el cestillo con el arroz enseguida, volcarlo en una fuente bien extendido y dejar enfriar.
Dejar reposar para que los sabores ganen en intensidad, mejor de un día para otro.
El arroz conserva muy bien en la nevera varios días.

Si os apetece probar otros arroces de guarnición aromatizados, no dejar de visitar como preparamos el arroz basmati al limón o el de cominos y azafrán. ¡No os van a dejar indiferentes!

domingo, 24 de abril de 2016

Flan de naranja


Sencillo, rico y muy muy sabroso. Hoy preparamos un flan sin leche, con zumo natural y un intenso sabor a naranjas. Para sorprender a los paladares más exigentes con el mínimo esfuerzo. Os animo a probarlo

Ingredientes:
para el flan:
- el zumo de 3 naranjas
- la piel de 2 naranjas ralladas
- 5 huevos

para el caramelo líquido:
- 8 cucharadas soperas de azúcar
- unas gotas de limón exprimido
- 1 cucharada de agua

1.- CARAMELIZAR el azúcar
En el molde en que vayamos a cuajar el flan, espolvorear el azúcar con el zumo de limón y el agua.
Podemos hacerlo o bien al fuego, con paciencia que se vaya calentando hasta que se caramelice, o bien directamente poner el molde en el horno y con el mismo calor, se deshará.
Mover el recipiente con cuidado para bañar las paredes del molde con el azúcar. Dejar enfriar.

2.- MEZCLAR los ingredientes para el flan: el zumo de las naranjas, los huevos y la ralladura de naranja, con una batidora hasta que estén bien integrados.
Si utilizamos thermomix, incorporamos los elementos en el vaso y mezclamos durante 15 segundos en velocidad 5.

3.- CUAJAR el flan de la forma que nos resulte más cómoda:
- al baño maría en el horno: disponemos un recipiente con agua caliente y dentro de él ponemos el molde del flan. Dejamos en el horno hasta que se cuaje el flan, el tiempo variará en función del tamaño de la flanera. Siempre con cuidado que no entre agua en el interior.
- con thermomix: poner 750 gr. de agua en el vaso de thermomix, cerrar la tapa y sobre ella poner el recipiente varoma con la flanera dentro. Tapamos la flanera para que no entre agua y cubrimos con varias capas de papel de cocina para que no haya nada de humedad. Programar 42 minutos a temperatura varoma y velocidad 2, para hacer hervir el agua.

4.- Dejar enfríar en la nevera, mejor de un día para otro y servir bien fresquito.

Y si os apetece probar otros flanes de sabores, no os perdáis el flan de café o el de calabaza, ¡deliciosos!

jueves, 21 de abril de 2016

Ensalada de habitas baby


Me encantan las ensaladas. Ésta que os presento hoy se puede tomar templada o fría, y constituye un plato completo en sí, puesto que añadimos unas habitas y un poco de jamón.. ¡no todo va a ser verde!. Es de los platos rápidos y resultones: basta con mezclar ingredientes y sentarnos a disfrutar. Y por supuesto, admite múltiples variantes: con champiñones naturales o de bote, con bacon o en su versión light con pavo... todo va a depender de lo que nos quede en la despensa.
Os presento como la solemos preparar en casa:

Ingredientes:
- 1 bolsa de ensalada variada (mezclum)
- 1 bote de habitas baby fritas
- 125 gr. de bacon, jamón serrano o dados de pavo
- 4 champiñones
- 1 cucharada de pipas peladas
- parmesano rallado (opcional)
- picatostes (opcional)
- aceite para aliñar

1.- Lavar la ensalada. Secar y disponer en una fuente
2.- Pasar por una sartén el jamón (o bacon o pavo).
3.- Lavar y secar los champiñones. Cortar en dados pequeños.
4.- Escurrir las habitas de su aceite.
5.- Incorporar los ingredientes a la fuente de ensalada: las habitas, las hojas de menta, el jamón, los champiñones y las pipas. Espolvorear con parmesano rallado al gusto y aliñar con aceite.


jueves, 7 de abril de 2016

Arroz basmati aromatizado con cominos y azafrán (pulao)



En la cocina india me sorprende como con tan pocos ingredientes y tan sencillos, apenas unas especias, se puede transformar una guarnición en un plato exótico e irresistible. Lástima que la pantalla del ordenador no pueda mostrar su aroma y sabor ... ¡más de uno le daría un bocado! 
Hoy ponemos en la mesa un arroz basmati aromatizado con cominos y azafrán que descubrimos en nuestro restaurante hindú favorito donde lo llaman pulao y que hemos conseguido preparar en casa y que nos quede igual de sabroso. Aromatizar un arroz en casa es muy fácil y con apenas trabajo, sea de forma tradicional o con thermomix, vamos a conseguir resultados sorprendentes: incorporando especias para dar sabor al agua de cocción y añadiendo el comino y azafrán junto al arroz, vais a conquistar hasta los estómagos y paladares más exigentes. 
Este plato y el arroz al limón, son el complemento ideal para platos con curry u orientales como el pollo tikka masala o incluso para preparar una ensalada de arroz con un toque exótico y especial.

Simplemente, espectacular.

Ingredientes (para unas 6 raciones)

50 gr. de aceite de oliva
800 gr. de agua
Sal al gusto
350 gr. de arroz basmati*

para aromatizar el agua:
1 cucharadita de canela
10-12 clavos
6-8 bolas de cardamomo
1/2 cucharadita de pimienta molida
1 cucharadita de nuez moscada
1 cucharadita de cúrcuma
1 cucharadita de comino en grano

para aromatizar el arroz:
12-14 hebras de azafrán
2 cucharaditas de comino en grano

* antes de cocinar el arroz lo lavaremos para eliminar el almidón que lleva adherido y conseguir un grano suelto. Lo podemos hacer en el mismo cestillo de thermomix, poniéndolo bajo el grifo o remojándolo hasta que salga el agua limpia.

Preparación (con thermomix):

1.- Incorporar el aceite en el vaso junto con las especias para aromatizar el agua y calentar programando 5 minutos a 100º y velocidad 2.
2.- Echar en el vaso el agua y la sal. Programar 7 minutos, Varoma, velocidad 4 para hacer hervir el agua
3.- Acabado el tiempo, introducir el cestillo con el arroz, el azafrán y el comino y programar 13 minutos, Varoma, velocidad 4, moviendo el arroz con la espátula a través del bocal de vez en cuando.
4.- Al terminar, sacar el cestillo con el arroz enseguida, volcarlo en una fuente bien extendido y dejar enfriar.
Dejar reposar para que los sabores ganen en intensidad, mejor de un día para otro.
El arroz conserva muy bien en la nevera varios días.




martes, 5 de abril de 2016

Crema de brócoli y zanahoria


En casa somos de cremas... desde las tradicionales de calabaza o calabacín,  a casi todas las combinaciones posibles de verduras que encontremos por la nevera. Algunas nos gustan más que otras, también es verdad, así que son las que más repetimos, como ésta de brócoli y zanahoria: sencilla y deliciosa.
Otra forma de introducir las verduras a los más pequeños, sobre todo el brócoli, que es de las que más les cuesta tomar "sin camuflar".

Ingredientes:

- 30 gr. de aceite
- 60 gr. de cebolla
- 1 brócoli pequeño
- 4/5 zanahorias grandes
- 300 gr. de agua
- 1/2 cucharadita de curry (opcional)

Preparación:

con thermomix: 
1.- Poner en el vaso de thermomix la cebolla. Trocear 3 segundos a velocidad 4.
Incorporar el aceite y sofreír 4 minutos, 100º velocidad 1.
2.- Añadir el brócoli, las zanahorias peladas y lavadas, el agua y sal al gusto.
Cocinar 25 minutos a 100º velocidad 1.
Finalizado el tiempo, dejar enfriar y triturar 2 minutos a velocidad 8.

tradicional:
1.- En una cazuela, calentar el aceite, y mientras, pelar y cortar la cebolla en juliana.
Pochar hasta que esté blandita.
2.- Añadir las verduras y el agua y dejar cociendo hasta que la zanahoria esté blanda.
Triturar con la batidora hasta conseguir la textura deseada.

Si nos apetece darle un toque diferente, podemos añadirle el curry a la hora de servir.

martes, 15 de marzo de 2016

Natillas de chocolate




Nos encantan los postres caseros, y si se preparan rápido y salen ricos, todavía los disfrutamos más...
Hoy, unas natillas rapidísimas, muy sencillas de preparar y con un toque de chocolate que seguro que os van a encantar tanto o más de lo que han triunfado en casa.
Con esta receta, a nosotros que nos borren de la lista de compradores de natillas industriales...
El problema que tienen es que una vez las prueban, no van a dejar de pediros que las hagáis.

Ingredientes:

(todos a temperatura ambiente)
- 600 gr. de leche
- 3 huevos
- 90 gr. de azúcar
- 1/2 sobre de natillas caseras o 30 gr. de maicena
- 1 cucharadita de azúcar de vainilla
- 2 cucharadas soperas de cacao puro en polvo Valor.

Preparación:
con thermomix:
1.- Incorporar los huevos, la leche, el sobre de natillas caseras, el azúcar y el azúcar de vainilla en el vaso de thermomix y mezclar durante 10 segundos en velocidad 5.
Programar 13 minutos a 90º en velocidad 3.
2.- Finalizado el tiempo, añadir el cacao y programar 2 minutos más a la misma velocidad 3, sin temperatura.
3.- Servir la mezcla en vasitos y dejar enfríar.

tradicional:
1.- calentamos la leche junto con el preparado de natillas o maicena en un cazo a fuego lento.
2.- batir los huevos junto con el azúcar
3.- incorporar los huevos a la leche poco a poco, removemos suavemente y siempre en la misma dirección con ayuda de unas varillas hasta que las natillas empiecen a espesar.
4.- retiramos del fuego, incorporamos el cacao y seguimos removiendo con suavidad hasta que se integre bien

.

viernes, 4 de marzo de 2016

Tiramisú


La receta de este postre italiano en el que se parte de un ingrediente sólido (galletas, bizcochos...) humedecido en café, admite múltiples variantes a la hora de elaborar las distintas capas que lo componen, siendo la base de la crema unos huevos batidos con azúcar y para finalizar, espolvoreado con chocolate, que contrasta con el dulce y potencia el sabor del café.
En casa habíamos probado otras elaboraciones más sencillas para este postre, pero no tan deliciosas como la que os presento hoy: preparado con queso mascarpone, que le da un dulzor y consistencia similar a la nata, también le hemos añadido un licor al café para aromatizarlo, Amaretto, y aunque podíamos haber utilizado ron o cualquier otro,  el toque que le da el licor de almendras es delicioso.
El secreto de la receta, que es una combinación de varias que encontré en la red, lo resumo en algo de paciencia para su elaboración (hay que preparar la crema, el café, mezclar y dejar enfriar) y sobre todo, utilizar ingredientes de calidad, que se nota la diferencia en el resultado final: la nata, el queso y el cacao especialmente han de ser de calidad.
Nos hemos ayudado de nuestra thermomix para preparar la crema y montar las claras, pero no es imprescindible, así que os pongo la forma de realizarlo de forma tradicional o con la máquina.
Un postre que podemos presentar en formato tarta o en vasitos, igualmente delicioso.

Espero que lo disfrutéis tanto como nosotros: 

Ingredientes:

- 200 gr. de café cargado
- 50 gr. de licor de almendras Amaretto
- 500 gr. de queso mascarpone
- 200 gr. de nata para montar
- 6 huevos (separadas claras y yemas)
- 100 gr. de azúcar
- 1 cucharada de azúcar de vainilla
- 1 pizca de sal
- 1 cucharada de azúcar
- 20 bizcochos de soletilla o un bizcocho genovés
- cacao puro en polvo para espolvorear

Elaboración:

1.- HACER UN CAFÉ fuerte. Dejar enfriar y añadirle el licor. Reservar.

2.- PREPARACIÓN de la crema:

con thermomix: 
- Montar la nata: coloca la mariposa en las cuchillas y pon la nata y el mascarpone en el vaso. Programar velocidad 3 1/2 hasta que se monte, quizá en 1 minuto esté listo. 
Pasar a un bol y reservar en la nevera.
- Preparar la mezcla de yemas: sin lavar el vaso, volver a colocar la mariposa, incorporar las yemas junto con los 100 gr. de azúcar y la cucharada de azúcar de vainilla. Programar 6 minutos, 80º, velocidad 3 1/2. Retirar a otro bol, dejar enfriar y reservar.
- Montar las claras: con el vaso bien limpio y seco, poner la mariposa, incorporar las claras, una cucharada de azúcar, una pizca de sal, y programa 6 minutos, 50º y velocidad 3 1/2.

tradicional:
- Montar la nata: poner en un bol el queso mascarpone y la nata. Montar con unas varillas hasta que quede duro. Reservar en la nevera.
- Preparar la mezcla de yemas: poner las yemas en un bol de cristal junto con los 100 gr. de azúcar y la cucharada de azúcar de vainilla. Cocinar al baño maría: poner el bol dentro de una cazuela con agua y tenerlo en el fuego durante unos 8 minutos, dándole vueltas de vez en cuando. Retirar el bol del fuego y dejar enfriar.
- En otro bol, montar las claras con unas varillas, junto con una cucharada de azúcar y una pizca de sal. Reservar.

3.- MEZCLAR los ingredientes:
Con ayuda de unas varillas, mezclar la crema de mascarpone y nata junto con las yemas.
A continuación, añadir las claras montadas, con movimientos envolventes, hasta obtener una mezcla homogénea. Quedará mucho mejor si conseguimos que no baje la mezcla, así que iremos con cuidado. Podemos poner esta mezcla en una manga pastelera para decorar y montar el tiramisú y que nos quede más bonito.

4.- Para montar el TIRAMISÚ:
- Forramos el fondo del nuestro vaso o molde de tarta con bizcochos de soletilla. Los empapamos en la mezcla de café y licor y después por encima, la mezcla de la crema que hemos preparado.
- Repetir con otra capa de bizcocho y crema.
- Dejar enfriar en la nevera. Mejor de un día para otro para que los sabores se asienten.
- En el momento de servir, decorar con el cacao espolvoreado con un colador de malla fina.



miércoles, 2 de marzo de 2016

Mermelada de naranja


Cada temporada tiene su fruta, y con ella, su mermelada. Para hacer una buena mermelada de naranja casera sólo vamos a necesitar buenas naranjas y azúcar. No necesitamos pectinas ni ingredientes extraños, tan sólo convendrá añadir un limón, es el espesante natural que nos ayudará a conseguir la textura perfecta de cualquier mermelada.
Las mermeladas son un "fondo de armario" imprescindible en nuestras cocinas. Son un complemento perfecto para meriendas y desayunos, para untar sobre el pan, acompañar un yogur o queso fresco, o rellenar un bizcocho para convertirlo en una deliciosa tarta. Si las hacemos en casa nos aseguramos que la fruta es de primera calidad y que no añadimos conservantes a lo que comemos. Con poco esfuerzo tenemos calidad asegurada.

La mermelada se conserva perfectamente un mes en la nevera, pero si la envasamos de forma correcta, durará mucho tiempo sin abrir, meses, incluso fuera de la nevera. 
Para ello, hay que lavar muy bien los tarros de cristal en los que vayamos a envasar, mejor, si se puede, en el lavavajillas para que queden completamente secos. 
Con el tarro bien limpio y seco, los llenaremos en caliente en cuanto terminemos de hacer la mermelada, cuando todavía esté hirviendo, procurando llenar por completo hasta arriba, para que no quede ninguna cámara de aire. Cerramos los tarros en caliente y les damos la vuelta, dejando enfriar boca abajo. De esta forma conseguimos crear una especie de "vacío" en el tarro.
Una vez fríos, los podemos guardar en un armario o despensa por muchos meses.

Eso si, hacer mermelada en casa es un problema: cuando te acostumbras a ella, no te gusta ninguna otra. Pero es tan sencilla de preparar, que de verdad merece la pena.

Ingredientes:
- 700 gr. de naranjas peladas sin nada de parte blanca ni pepitas *
- 500 gr. de azúcar
- 1 limón pelado sin nada de parte blanca ni pepitas

* si queremos hacer mermelada de NARANJA AMARGA, basta con utilizar una o dos de las naranjas bien lavadas, sin pelar. De esta forma conseguiremos el toque de amargo deseado.

Preparación:

con thermomix:
1.- Pelar la fruta y quitar los huesos. Introducir en el vaso todos los ingredientes y trocear unos  10 segundos en velocidad 6.
2.- Poner a cocer durante 30 minutos a 100º, velocidad 1 sin el cubilete y con el cestillo para evitar salpicaduras.
3.- Acabado el tiempo, comprobar si la textura ** es la que nos gusta. Si ha quedado muy líquida, programar otros 10 minutos. Varoma, velocidad 1 con el cestillo encima.

tradicional:
1.- Poner todos los ingredientes pelados en el vaso de la batidora y triturar como si fuera un puré pero con trocitos.
2.- Poner a cocer en una olla destapada durante unos 30-40 minutos a fuego medio, o hasta conseguir la textura ** adecuada.

** La mermelada tiende a espesar una vez se enfría, por tanto, es complicado saber si nos quedará muy líquida o no. Podéis utilizar la prueba del plato: antes de empezar a preparar la mermelada, poner un plato pequeño en el congelador. Finalizado el primer tiempo de cocción, sacar el plato del congelador y poner una pequeña cantidad de mermelada en el plato. Si no resbala, la mermelada está perfecta.


domingo, 28 de febrero de 2016

Arroz basmati al limón


El arroz basmati es un arroz de grano largo procedente de la India principalmente, que una vez cocinado es suave y delicado. Es el complemento ideal para muchos platos de carne o pescado y es inseparable de cualquier curry, además de servirnos de base para deliciosas ensaladas. 
Existen múltiples formas de enriquecer el arroz de guarnición  y darle un toque especial utilizando diferentes especias y aromas: azafrán, ajos, ralladura de limón, de naranja, clavos, cardamomo, canela, cominos....
Hoy os presento este arroz al limón que nos traslada a la mesa de nuestro restaurante hindú favorito. Sabroso y refrescante, el resultado es sorprendente: tan sólo la ralladura de un limón y un poco de clavo nos aromatizan este plato, que gana en intensidad con algo de reposo.

Ingredientes (para unas 6 raciones)

50 gr. de aceite de oliva
800 gr. de agua
Sal al gusto
350 gr. de arroz*
3 ajos enteros pelados

para aromatizar:
2 limones
10-12 clavos

* antes de cocinar el arroz lo lavaremos para eliminar el almidón que lleva adherido y conseguir un grano suelto. Lo podemos hacer en el mismo cestillo de thermomix, poniéndolo bajo el grifo o remojándolo hasta que salga el agua limpia.

Preparación (con thermomix):

1.- Pelar uno de los limones, sólo la parte amarilla, sin nada de parte blanca. Poner en el vaso la piel del limón y picarla a velocidad máxima durante unos segundos. Añadir después el aceite en el vaso junto con los ajos y sofreír programando 5 minutos a 100º y velocidad 2.
2.- Echar en el vaso el agua y la sal. Programar 7 minutos, Varoma, velocidad 4 para hacer hervir el agua
3.- Acabado el tiempo, introducir el cestillo con el arroz y los clavos y programar 13 minutos, Varoma, velocidad 4, moviendo el arroz con la espátula a través del bocal de vez en cuando.
4.- Al terminar, sacar el cestillo con el arroz enseguida, volcarlo en una fuente bien extendido y dejar enfríar.
5.- Cortar el otro limón en cortadas y trocitos pequeños, y mezclar con el arroz. Dejar reposar para que los sabores ganen en intensidad, mejor de un día para otro.
El arroz conserva muy bien en la nevera varios días. 


jueves, 18 de febrero de 2016

Quiche de puerros y roquefort


De aperitivo o como plato protagonista, templada o fría, sola o acompañada de una ensalada verde... las quiches o tartas saladas son muy socorridas y suelen gustar a casi todo el mundo. Aunque a nosotros más que gustar, ¡nos encantan!. Son una opción estupenda para una comida o cena informal, para una merienda, para llevar de picnic... En fin, cualquier excusa es buena para disfrutarlas. 
Hoy preparamos una delicia de quiche de la mano de los que mejor saben de estas recetas, unos amigos afincados en Francia desde hace tiempo, y cuya receta es la mejor que he probado jamás y con un relleno espectacular: la suavidad del puerro contrasta con el roquefort, que le da un puntito salado y sabroso, sin que llegue a saber demasiado fuerte, incluso para los no amantes de estos quesos. Deliciosa hasta para los niños. Y por supuesto, con la masa preparada en casa, que no cuesta nada de hacer y se nota la diferencia...
Lo que más me llama la atención respecto a otras recetas que había visto y probado, es que no vamos a hornear la masa previamente: extendemos la masa, por encima el relleno (en este caso puerros y roquefort) y sobre ello, la crema de huevos, nata y leche. Cocinamos todo a la vez y queda perfecta. 
Os cuento como lo hemos hecho, en versión tradicional o con ayuda de thermomix, y os invito a prepararla. Éxito asegurado:

Ingredientes:
(Con estas cantidades me sale para un molde de 23 cm y una tartaleta individual)

Para la MASA:
- 200 gr. de harina
- 100 gr. de mantequilla
- 1 dedo de agua
- 1 dedo de aceite de girasol
- una pizca de sal

Para el RELLENO:
- 3 puerros grandes (sólo la parte blanca)
- 100 gr. de queso roquefort (Societé)
- 250 gr. de nata para cocinar
- 4 huevos
- 2 vasos de leche

Preparación de la MASA:
Modo tradicional: 
1.- En un bol amplio, poner la harina, la mantequilla a temperatura ambiente y la sal y mezclar, sin amasar demasiado, hasta que se obtenga una textura arenosa.
Añadir los líquidos: un poco de agua y aceite y trabajar la masa hasta que se despegue de las paredes y se forme una bola. Si está demasiado seca, añadimos un poco de líquidos; si por el contrario, se sigue pegando, ponemos un poco más de harina.
Con thermomix:
- introducir en el vaso la harina, la mantequilla y la sal y mezclar unos segundos a velocidad 5
- incorporar los líquidos poco a poco y amasar durante 3 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga. Al terminar, observar la masa y si es necesario incorporar más líquidos o harina y repetir el amasado.
2.- Dejar reposar como mínimo 30 minutos en la nevera. 
(aunque también la hemos utilizado sin reposo)
3.- Estirar la masa en una superficie enharinada con un rodillo y darle la forma que necesitemos o estirar directamente en la fuente de hornear.

Preparación del RELLENO:
Modo tradicional: 
1.- En una sartén, poner a calentar una cucharada de aceite, incorporar los puerros cortaditos y dejar a fuego lento hasta que se reduzcan.
En ese momento, incorporar el queso roquefort y dejar que se derrita.
2.- Por otro lado, en un bol, batir los 4 huevos, añadir la nata, un poco de sal (al gusto, el roquefort ya está salado) y la leche. Mezclar bien.
Con thermomix:
1.- En el vaso de thermomix calentar dos cucharadas de aceite durante 3 minutos a 100º velocidad 1.
Añadir los puerros, trocear durante 4 segundos a velocidad 5. Bajar lo que ha quedado en las paredes del vaso y dejar cocinando durante 10/12 minutos, 100 º velocidad 1. (El tiempo puede variar en función de la variedad y tamaño de los puerros). 
Incorporar el queso a trocitos y mezclar durante 1 minuto a velocidad 1.
Reservar.
2.- Sin lavar el vaso, volcar los huevos en el vaso, mezclar unos segundos en velocidad 4 y añadir la nata y la leche. Seguir mezclando a la misma velocidad.

Montaje:
1.- Precalentar el horno a 180º
2.- Extender la masa en la fuente de hornear, y poner la mezcla de puerros/roquefort sobre ella. Por encima verter la mezcla de huevos/nata/leche.
Hornear durante unos 40 minutos, hasta que nos quede tostadita.



lunes, 8 de febrero de 2016

Pan de hamburguesa con sésamo y semillas de lino


Posiblemente sea la mejor receta de pan de hamburguesa que haya probado... una delicia de bollos con una miga esponjosa, pero compacta. Muy sencillos de hacer, se trata de trabajar la masa y luego, tener paciencia para que repose y suba dos veces. Os aseguro que merece la pena.
En mi caso he utilizado la thermomix para amasar, pero se puede hacer con un poco más de trabajo a mano o con otra amasadora que tengamos. 

Ingredientes (para 8/10 bocatas)

- 500 gr. de harina de fuerza
- 1 cucharadita de levadura seca de panadería*
- 25 gr. de azúcar
- 1 cucharadita de sal
- 200 ml. de agua tibia
- 80 ml de leche tibia
- 2 huevos
- 20 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

* también se puede utilizar levadura de panadería, la de "cubitos"
Para decorar:
- 1 huevo
- semillas de lino, sésamo

Preparación
1.- Amasar: 
Con thermomix:
Poner en el vaso de thermomix todos los ingredientes excepto la mantequilla y mezclar durante 30 segundos en velocidad 4. A continuación amasar durante 2 minutos (vaso cerrado, velocidad espiga). Acabado el tiempo, incorporar la mantequilla a trocitos y amasamos durante otros 3 minutos (vaso cerrado, velocidad espiga).
Dejamos reposar un minuto y volvemos a amasar durante 3 minutos más, hasta que veamos que la masa ha quedado lisa y elástica.

Tradicional:
En un bol, mezclar todos los ingredientes excepto la mantequilla y amasar hasta obtener una mezcla homogénea: podemos empezar trabajando la masa con una cuchara de palo hasta que la podamos manejar, la pasamos a una superficie enharinada y vamos amasando. 
Incorporamos la mantequilla y seguimos trabajando hasta obtener una masa lisa y elástica, que nos quedará un poco pegajosa. Puede que necesitemos más de 10 minutos para trabajar la masa.

2.- Hacemos una bola con la masa y la dejamos en un bol tapada con un paño hasta que doble su volumen.
(el tiempo dependerá de la temperatura ambiente, aproximadamente, una hora)
3.- Pasado el tiempo, repartimos la masa en 8/10 bolas del mismo tamaño (dependiendo de lo grandes que queramos los panecillos), dejamos reposar las bolas durante 5 minutos y volvemos a amasar para quitar el aire ayudándonos de un poco de harina si fuera necesario hasta dejar una bola lisa y redonda, sin que haya grietas, para que nos queden unos panecillos perfectos.
Ponemos las bolas de masa en una bandeja sobre papel de horno, dejando espacio entre ellas porque la masa volverá a subir. La dejamos reposar hasta que crezcan de nuevo.
Pintamos de huevo batido y espolvoreamos con las semillas de lino y sésamo.
4.- Precalentamos el horno a 200 º. Hornear entre 12- 15 minutos dependiendo del tamaño, o hasta que estén dorados.
Dejar enfriar sobre una rejilla... y a rellenar de lo que más nos guste!


¡Deliciosos!, y congelan muy bien!





jueves, 4 de febrero de 2016

Brioche portugués relleno de chocolate



En casa somos de dulce, que le vamos a hacer... lo que no me explico es cómo había pasado tanto tiempo sin probar esta receta cuyo aspecto espectacular se traslada al sabor. Una masa tierna y esponjosa que no resulta para nada dulzona. Resulta un bollo delicioso, que podríamos asemejar al roscón de reyes o las monas de pasqua, pero mucho más tierno. 
Lo he preparado con la opción del relleno de chocolate, por aquello de "alegrarlo" un poco, pero perfectamente se puede tomar sin el chocolate, seguro que os va a gustar igual, porque en mi casa han volado igual de rápido los trozos que llevaban relleno y los que no.
Una delicia muy sencilla de preparar, tan sólo necesitaremos un poco de paciencia con el tiempo de reposo de la masa, pero desde luego merece la pena.
Lo podemos preparar con la forma grande o en bollitos pequeños, que además congelan muy bien... ¡si os da tiempo!, porque es tan fácil de comer, que no creo que os dure mucho en la cocina....

Ingredientes:
- 500 gr. de harina de fuerza
- 100 gr. de azúcar 
- 90 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
- 120 ml. de leche
- 3 huevos
- 1 pellizco de sal 
- 1 sobre de levadura de panadero seca o un cubilete (25 gramos) de levadura fresca

Para decorar el brioche (opcional): 
- 1 huevo o un poco de leche para "pintarlo"
- Azúcar para espolvorear 
- Nueces, guindas, almendras laminadas.... 

Para el relleno (opcional):
- 1 tableta de chocolate

Preparación (con thermomix):

1.- Incorporar en el vaso de thermomix el azúcar y pulverizar durante 30 segundos en velocidad progresiva 5-10 para hacerlo glass. Añadir la leche y los huevos. Mezclar los ingredientes batiendo unos 5 segundos a velocidad 4, y a continuación templar programando 2 minutos a temperatura 37º, velocidad 2. 
Incorporar la harina con la levadura, y amasar en velocidad espiga 4 minutos, sin temperatura. 
Agregar la mantequilla y la sal, y programar 5 minutos más a velocidad espiga. 
Dejar levando en el vaso hasta que doble su volumen.

* Tradicional: Si no tenemos thermomix, podemos preparar la masa batiendo bien los huevos junto con el azúcar, a continuación incorporar la leche templada y mezclar hasta que se integre todo.
Incorporamos la harina y la levadura y amasaremos bien, para añadir la mantequilla y seguir amasando hasta que esté todo bien integrado. Dejaremos levar la masa hasta que doble su volumen.

2.- Sacamos la masa del vaso y la trabajamos un poco en la encimera. Si se nos pega un poco, podemos espolvorear con un poco de harina la superficie y las manos: veremos que la masa baja de volumen puesto que pierde el gas de la fermentación.
Dividimos la masa en 6/8 bolas, para luego juntar dos de ellas y dejar una bola más grande y el resto todas del mismo tamaño.

3.- (opcional) Aplastamos cada una de las bolas y las rellenamos de chocolate, con 3 onzas para las bolas más pequeñas puede ser suficiente.

4.- Montamos el brioche en un molde redondo (yo utilicé uno de bizcochos forrado de papel de hornear). Ponemos la bola grande en el centro y el resto a los lados. Y de nuevo, dejamos que la masa doble su volumen.

5.- Pintamos con huevo batido o con leche y espolvoreamos con azúcar.
Precalentamos el horno a 180º y horneamos entre 20-25 minutos. Podemos hacerlo directamente en el molde o bien quitarle el aro.

Dejar enfriar... y ¡ a ver cuanto aguanta en casa!



jueves, 28 de enero de 2016

Ensalada de brócoli y zanahoria (detox)


Al menos una vez en la vida, hay que probar una "dieta Detox". Al menos eso dicen los fans más incondicionales de esta dieta que se ha puesto de moda entre las famosas para purificar el organismo y eliminar toxinas. Circula por la red esta ensalada con nombre "detox" y como después de las navidades todo son buenos propósitos y no hacía más que leer lo rica que está, decidimos probarla. En cualquier caso, forme parte de una dieta o no, esta ensalada nos encantado: crujiente y sabrosa, se prepara todo en crudo y si tenemos thermomix, en apenas 6 segundos la tenemos lista para tomar. Si no tenemos thermomix, basta con picar todos los ingredientes y mezclarlos. Excusa no hay...
En principio es una ensalada a base de zanahoria y brócoli, lo bueno es que admite múltiples variantes: podemos sustituir el brócoli por romanescu, la papaya por mango, las pipas de calabaza por otros frutos secos como nueces o almendras...
La podemos preparar con antelación, incluso de un día para el siguiente las verduras se mantienen crujientes.
Os pongo la receta original, que hemos traído del blog de Velocidad Cuchara y que podéis ver aquí

Ingredientes:
- 200 gr. de zanahorias
- 200 gr. de ramitas de brócoli
- 200 gr. de pimiento
- 150 gr. de papaya
- 30 gr. de pipas de calabaza peladas
- 25 gr. de aceite de oliva virgen
- 20 gr. de zumo de limón
- 1 cucharadita de miel
- 1 cucharadita de mostaza
- sal, pimienta

Con thermomix:
1.- Poner todos los ingredientes en el vaso de thermomix y trocear programando 6 segundos en velocidad 4. Verter en una fuente y servir.

Sin thermomix:
1.- Trocear todas las verduras en trozos pequeños y verter en una ensaladera
2.- Mezclar los ingredientes para la vinagreta: aceite, zumo de limón, miel, mostaza, sal y pimienta. Aliñar la ensalada.




lunes, 25 de enero de 2016

Nuggets de pollo


Los nuggets son esos bocaditos de pollo que entusiasman a los niños (y a algunos más creciditos también...). Para que los más pequeños no abusen de las comidas preparadas, nada mejor que preparar en casa sus platos preferidos, mucho más rico y saludable, con productos frescos y la cantidad de sal adecuada. 
Los nuggets de pollo se pueden congelar perfectamente una vez empanados. Sólo tendremos cuidado poniéndolos en una bandeja separados, y en cuanto estén congelados, los pasamos a una bolsa para que no ocupen tanto espacio en nuestro congelador. Y del congelador, directos a freír.

Ingredientes:

- 600 gr. de pollo picado
- 1 yema de huevo
- 250 gr. de queso rallado (parmesano o mezcla de quesos rallados)
- Sal, pimienta, piñones
- Pan rallado

1.- Mezclar la carne picada junto con la yema de huevo, salpimentar al gusto e incorporar el queso rallado hasta que se incorpore bien. Añadir piñones al gusto.
2.- Dejar refrigerar la masa en la nevera para poder trabajarla bien.
3.- Hacer bolas del mismo tamaño y espolvorear con pan rallado (sin abusar para que no queden demasiado empanados)
4.- Freír en abundante aceite a fuego lento, para que nos queden jugosos en el interior pero crujientes por fuera.

Si nos apetece darles un toque diferente, como no creo que haya ningún mayor que se resista, podemos "arriesgar" dándoles un toque diferente incorporando a la masa una cucharadita de curry.

jueves, 21 de enero de 2016

Pesto de brócoli


La palabra "pesto" hace referencia a esa preparación en la que vamos a triturar los ingredientes para formar una salsa. De sobra es conocido en nuestras cocinas el pesto genovés, deliciosa mezcla de parmesano, piñones y albahaca fresca que igual disfrutamos con un plato de pasta que con una carne , pescado o incluso unas verduras frescas (¡la ensalada de tomate con pesto es espectacular!). Sobre esa base de pesto genovés, hemos preparado distintas versiones, todas ellas igual de sabrosas: pesto de nueces, de pistachos, y el más atrevido y sorprendente pesto rojo.
En la de hoy, incorporamos brócoli, ¡sensacional. El toque fresco de la albahaca junto con el brócoli ha triunfado en mi casa. Lo hemos tomado para acompañar un plato de pasta, y hasta los más pequeños de la casa han rebañado el plato.
Y lo que ha sobrado, al congelador, que las salsas pesto congelan muy bien y siempre se agradece tener algo hecho para comer.

Ingredientes:

1/2 brócoli hervido o al vapor *
60 gr. de queso parmesano
1 diente de ajo (opcional)
40 gr. de piñones
80 gr. de albahaca
Sal
250 gr. de aceite de oliva

Preparación: 
Con thermomix:
1.- Trocear el queso y rallarlo presionando 5 veces el botón turbo y luego 15 segundos en velocidad 8.
Incorporar en el vaso el brócoli, el ajo, la albahaca, los piñones y la sal. Triturar 15 segundos en velocidad 8. Abrir el vaso, bajar lo que haya quedado en las paredes y repetir la misma operación hasta que esté todo bien triturado y homogéneo.
2.- Poner la máquina en velocidad 5 e ir introduciendo el aceite poco a poco por el bocal.
Si nos resulta muy espeso, incorporamos más aceite.

* el brócoli lo tenía cocido con antelación. El día anterior había hecho una crema de verduras y aproveché a la hora de cocinar para poner las ramitas de brócoli en la Varoma y dejarlas preparadas.

Tradicional: 
1.- Introducir en la batidora el brócoli, los piñones, la albahaca y el queso rallado y batir durante al menos un minuto.
2.- Añadir a la mezcla el aceite de oliva y batir al menos un minuto.


lunes, 18 de enero de 2016

Patatas rellenas de brócoli y jamón


Como guarnición o como un plato principal para una cena rápida, estas patatas rellenas no os dejarán indiferentes. La patata y el brócoli son una combinación perfecta. Las podemos acompañar de jamón serrano o bacon, o en su versión más light, de taquitos de pavo. Bien gratinadas con queso, a los niños les van a encantar. Es un plato completo, sabroso y muy fácil de preparar.

Ingredientes:
- 4 patatas
- 1 brócoli mediano
- 200 gr. de jamón serrano (pavo o bacon)
- Queso parmesano rallado
- Aceite, sal

1.- Lavar las patatas e introducir en un bol en el microondas durante 8 minutos (también se pueden hacer al horno)
Dejar enfríar un poco
2.- Partir las patatas por la mitad y vaciar con ayuda de una cuchara haciendo de ellas un cuenco. Reservar la patata que hemos retirado.
3.- Lavar y trocear el brócoli en ramitas pequeñas y cocer al vapor durante unos 4 minutos *
4.- En una sartén, dar unas vueltas al bacon (o pavo) para que se haga un poco. Incorporar el brócoli junto con la patata que hemos reservado y cortado. Añadir el queso rallado. 
Si utilizamos jamón serrano, podemos rehogar todo en la sartén con apenas unas gotas de aceite, puesto que si freímos mucho el jamón, nos quedaría muy salado.
5.- Rellenar los cuencos de patata con la mezcla anterior y cubrir de queso. Gratinar en horno o microondas hasta que se dore el queso.

* Nota:
en casa utilizamos thermomix, así que aprovechando que cocinaba una crema de verduras, puse el recipiente Varoma y el brócoli se hizo a la vez. Podemos aprovechar cualquier comida que hagamos en la que se cocine a temperatura varoma para dejar reservado el brócoli cocido.



miércoles, 23 de diciembre de 2015

Rocas de chocolate y frutos secos



Los bombones o rocas de chocolate son un bocadito ideal para tomarlos solos o acompañar otros postres como decoración. Se preparan en pocos minutos y conservan muy bien, así que son perfectos para preparar con antelación o para regalar.
Tan sólo vamos a necesitar dos ingredientes: chocolate y frutos secos.
Podemos utilizar chocolate negro, con leche o blanco. El que más nos guste, pero eso si, que sea de buena calidad, que se va a notar en el resultado final.
Y como complemento, los frutos secos que más nos apetezcan: pistachos, avellanas o almendras tostadas, nueces o incluso pipas o kikos. También los podemos preparar con galletas trituradas o con cereales: arroz inflado, copos de maíz o con frutas desecadas como pasas, naranjas, arándanos... ¡las combinaciones son múltiples!.

Hoy hemos preparado rocas de chocolate blanco con pistachos salados y nueces, ¡espectacular!, y unas más clásicas de chocolate negro y avellanas.

Ingredientes:

para las rocas de chocolate blanco:
- 300 gr. de chocolate blanco de postres
- 1 cucharadita de manteca de cerdo
- 100 gr. de pistachos salados 
- 50 gr. de nueces peladas

para las rocas de chocolate negro:
- 400 gr. de chocolate negro 70%
- 1 cucharadita de manteca de cerdo
- 200 gr. de avellanas tostadas

Preparamos las rocas de chocolate blanco:
1.- Troceamos los frutos secos y reservamos. 
Lo hemos hecho con un cuchillo para no pulverizar los frutos secos y que al formar las rocas se noten los trocitos.
2.- Fundimos el chocolate al baño maría con cuidado de no quemarlo.
Si utilizamos thermomix, troceamos el chocolate (en primer lugar el blanco), lo introducimos en el vaso, lo rallamos unos segundos a velocidad máxima, añadimos la manteca y programamos unos 5 minutos a 37º, velocidad 1. Si terminado el tiempo no está fundido del todo, programamos algún minuto más.
Una vez fundido, incorporamos los frutos secos y mezclamos bien con la espátula.
3.- Con ayuda de dos cucharitas, hacer montoncitos sobre una bandeja forrada de papel de hornear y dejar enfriar 

Repetiremos el mismo proceso con el chocolate negro.
Si utilizamos thermomix para fundir el chocolate, es interesante empezar con el chocolate blanco porque de esta forma no hace falta limpiar el vaso para repetir el proceso con el chocolate negro.


domingo, 20 de diciembre de 2015

Bocaditos de higos y nueces



Deliciosos estos bocaditos navideños ideales para acompañar el café. Los higos secos y las nueces suelen formar parte de nuestras bandejas navideñas, así que esta es una idea estupenda para presentarlos de forma diferente, haciendo una masa con los frutos secos y rebozándolos en azúcar glas aromatizado... ¡un bocadito sabroso!

Ingredientes (para unas 60 bolitas):
- 500 gr. de higos secos
- 300 gr. de nueces peladas

Para rebozar:
- 150 gr. de azúcar
- la piel de un limón grande (sólo la parte amarilla)
- 1 clavo
- 1 cucharadita de café de canela.

1.- Quitamos el rabito a los higos y los ponemos en el vaso de la batidora junto con las nueces.
Si utilizamos thermomix, no tenemos más que trocearlos programando 20 segundos en velocidad 5.
Picamos y reservamos.

2.- Preparamos el azúcar glas aromatizado para rebozar:
Con el vaso muy seco, pulverizamos el azúcar durante 20 segundos velocidad 10.
Añadimos la piel de limón, la canela y el clavo y pulverizamos de nuevo 40 segundos velocidad 10.
Reservar en un bol.

3.- Con la manos humedecidas, vamos formando bolitas pequeñas con la mezcla de los frutos secos, apretándolos bien.
4.- Rebozamos las bolitas en el bol de azúcar aromatizado y las preparamos para servir.
Podemos introducirlas en capsulas de trufas, o dejaras en un recipiente hermético para conservarlas bien.

Nota: para los más golosos... ¡también las podríamos bañar en chocolate fundido!

domingo, 13 de diciembre de 2015

Pasta con salmón fresco


Hoy cocinamos un plato delicioso con uno de los pescados considerados de los más saludables, el salmón: rico en proteínas y ácidos grasos esenciales para la salud. Y es que así, comer pescado va a resultar de lo más fácil: combinado con pasta es una opción estupenda para los que por el sabor o la textura, tienen pendiente introducir más variedad en su dieta semanal.
Con una preparación muy sencilla, en apenas media hora tenemos en la mesa una delicia para niños y mayores, porque os aseguro no que no hay quien se resista a un plato tan sabroso... en casa han rebañado los platos:

Ingredientes (para 4 raciones):

- 300 gr. de pasta (espaguetis)
- 2 cortadas de salmón fresco, limpio y sin espinas
- 1 cebolla tierna
- 1/2 vasito de vino blanco
- 12 tomates cherry
- albahaca y tomillo fresco cortados pequeños
- 4 cucharada de queso parmesano rallado

1. Hervir la pasta en abundante agua salada.

2. Mientras, cortar la cebolla en cuadraditos y rehogar con apenas una cucharada de aceite en la sartén (pondremos lo justo de aceite puesto que luego añadimos el salmón que es un poco graso)
Cuando empiece a dorarse, añadir el salmón cortado en taquitos y dejar unos minutos hasta que se cocine. Añadir el vino blanco y dejar cocer.
Cuando se reduzca la salsa, apagar el fuego e incorporar los tomates y las especies al gusto.

3.- Presentar la pasta con el preparado de salmón y espolvorear con parmesano al gusto.

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Ideas para navidad


Celebraciones y más celebraciones... Llegan las fechas navideñas y hay veces que ya no sabemos ni que vamos a poner en la mesa. He estado haciendo un repaso de algunas de las recetas que tengo en el blog para ir pensando los menús candidatos a acompañarnos estos días y he decidido hacer un pequeño recopilatorio de ideas que además de propias para estas fechas, sean fáciles de hacer (incluso se puedan hacer con antelación), y que además resulten vistosas en la mesa.
Pinchando sobre el nombre de la receta en el texto, podéis ver el detalle de su elaboración.

ENTRANTES:

Las ensaladas templadas son una opción estupenda si las servimos en vaso individual, deliciosas opciones son la ensalada templada de gulas, cebolla caramelizada y queso cabra (1) o la de ensalada templada de pollo, uvas y pasas (2)

Podemos servir vasitos o cuencos individuales de cremoso de patata con pulpo (3) o unas gambas al ajillo sobre cama de cous cous (4)

Ideales para untar unas tostadas podemos servir una brandada de bacalao (5), un paté de berenjenas que podemos presentar como falsa morcilla (6) o unas milhojas de foie (7) que siempre triunfan.

O podemos optar por unos pinchos más atrevidos como el pincho de alcachofa e ibérico (8) unas cucharitas de berberechos (9) o una tosta de pan negro con ahumados (10)

En el centro de la mesa seguro que van a impresionar unos bombones de foie (11) o unos tomates cherry con crujiente de caramelo (12), aunque tampoco vamos a renunciar al clásico plato de jamón york con huevo hilado (13) o unas piruletas de queso (14)

Y por supuesto, el rey de mis aperitivos que siempre nos hace triunfar, un espectacular hojaldre de brie con mermelada de higos (15)


PLATO PRINCIPAL: 


Podemos optar por los clásicos de carne: una paletilla de cordero con salsa de almendras (1), unos solomillos ibéricos con romero a la sal (2) o un guiso de rabo de toro (3)

O bien nos decantamos por algo más ligero de pescado: un sabroso suquet de rape (4), una cazuela de merluza con gulas y gambitas (5), un bacalao gratinado con allioli sobre cama de manzanas (6) y porqué no, una espectacular lasaña de rape y gambas (7) pueden ser unas opciones muy apetecibles.




Carne o pescado, lo podemos acompañar de una guarnición algo especial: unas patatas al horno, las patatas hasselback o en abanico  que resultan muy vistosas en la mesa (8), o bien unas cebollas especiadas asadas (9), o la versión de película del ratatouille (10), deliciosa combinación de verduras asadas y pisto.


De postre:


Solemos llegar bastante llenos al final de la comida, pero hay un postre que especialmente nos parece muy navideño, la piña rellena de plátano y trocitos de turrón, que servimos con merengue gratinado.

Pero si queremos algo más ligero, la tarta cremosa de limón siempre tiene un hueco, la podemos preparar en versión grande o en vasitos individuales.






Junto al café y/o infusiones, no puede faltar la tradicional bandeja de dulces navideños, por supuesto caseros, en la que incluimos trocitos de turrón a la piedraturrón de chocolate con kikosturrón de chocolate con almendras, turrón de chocolate suchard, todo ello decorado con dátiles, nueces, higos secos, pasas... 

Y otra bandeja con galletas tipo mantecadotrufas y si nos atrevemos, podemos preparar unas galletas de mantequilla decoradas con glasa y/o fondant.



Por último, no me quiero olvidar de la noche más mágica de todo el año en la que no puede faltar nuestro roscón de reyes o la más espectacular versión francesa de la tarta de reyes, la galette des rois que se toma durante los primeros días del año y que no deja indiferente a nadie.


¡Felices fiestas!



















martes, 8 de diciembre de 2015

Turrón de chocolate ( tipo Suchard)


Que suene la música "en estas navidades, turrón de chocolate..." y dispongámonos a disfrutar del sabor casero del mejor turrón de chocolate de todos los tiempos. En casa somos chocolateros, y mira que hemos probado versiones del turrón de chocolate (con kikos, con almendras...) pero como ésta, ninguna. Volvemos a los sabores de siempre, al primer turrón de chocolate que recuerdo haber probado de pequeña, pero preparado en casa.

Ingredientes:

- 150 gr. de chocolate con leche con avellanas troceadas
- 150 gr. de chocolate con leche con almendras troceadas
- 200 gr. de chocolate negro para postres (fondant)
- 70 gr. de manteca de cerdo ibérico
- 80 gr. de Choco Krispies (arroz crujiente inflado y chocolateado)

Preparación:
con thermomix:
1.- Troceamos los chocolates, los incorporamos al vaso y los deshacemos programando 5 minutos a temperatura 37º y velocidad 1.
Paramos la máquina para remover bien con una espátula y programamos 8 minutos más a la misma temperatura (37º) y velocidad 1. Acabado el tiempo, la mezcla se habrá derretido bien, si no fuera así, programamos algún minuto más.
2.- Incorporamos la manteca y fundimos junto con los chocolates programando 1 minuto a velocidad 1 y temperatura 37º.
Acabado el tiempo, incorporamos los choco krispies y los mezclamos con la espátula para no romperlos.
3.- Verter la mezcla en un molde de silicona y dejar reposar hasta que enfríe (unas 4 horas o mejor de un día para otro)

modo tradicional:
1.- Trocear los cholates, echarlos en un recupiente y fundirlos al baño maría o en el microondas, vigilando cada 30 segundos para que no se quemen.
2.- Cuando el chocolate esté fundido, incorporamos la manteca derretida (no caliente) y removemos bien hasta que se integre. Dejamos templar un poco.
Añadimos los choco krispies y los mezclamos con cuidado para no romperlos.
3.- Verter la mezcla en un molde de silicona y dejar reposar hasta que enfríe (unas 4 horas o mejor de un día para otro).

Notas:
- La calidad del chocolate es fundamental a la hora de elaborar los turrones. El resultado final se va a notar.
- He utilizado un molde de silicona para hacerlo porque es muy cómodo de desmoldar, pero podemos verter la mezcla sobre cualquier recipiente que tengamos: caja de madera forrada de papel de horno o incluso utilizar un cartón de leche vacío, limpio y partido por la mitad. Lo que también funciona muy bien como molde para el turrón de chocolate son las bandejitas de aluminio desechables que encontramos en los supermercados para las raciones de lasaña individual



lunes, 30 de noviembre de 2015

Espaguetis con sepia y salsa de pesto rojo



Los platos de pasta siempre son bienvenidos en mi casa, y no dejamos de probar nuevos sabores para dar variedad a nuestra dieta. Hoy hemos preparado un plato muy sencillo, con sepia a la plancha y una pesto rojo que teníamos preparado con antelación (¡las salsas pesto congelan muy bien!). 

El pesto rojo tiene como ingrediente principal el tomate, y aunque hoy lo hemos preparado con tomates secos, también se puede elaborar con tomates frescos. El resto de ingredientes que acompañan a este majado, mojo o salsa (el término pesto hace referencia a cualquier preparación para salsa en la que se procede a aplastar los ingredientes, no exclusivamente al pesto de albahaca, como el que habíamos preparado aquí) no es tan riguroso como suele ser el pesto genovés, así que podemos encontrar muchas y muy variadas versiones que incluyen pimiento rojo, pulpa de tomate, anchoas... incluso con variantes en la elección de los frutos secos, siendo los piñones y las nueces (lo preparamos en una receta anterior) los más utilizados, aunque hay más variantes como el de pistachos que ya preparamos. Todas y cada una de sus versiones, muy fáciles de hacer, muy versátiles y sabrosas. Las podemos servir untadas sobre una tostada u otros tipos de masas de pan como pizzas, sobre un risotto blanco, para acompañar unas patatas o unas verduras asadas, o como hemos hecho hoy, ideal para hacer una salsa para la pasta.

Ingredientes:
- 300 gr. de espaguetis u otra pasta al gusto
- 2 cucharadas de aceite de oliva
- 1/2 kg. de sepia limpia

para el pesto rojo:
- 12 tomates secos en aceite *
- 90 gr. de aceite de oliva virgen extra
- 15 gr. de piñones
- 1 ajo
- 3 gr. de albahaca fresca
- 45 gr. de paremesano rallado
- 1 pizca de azúcar, 1 cucharada rasa de sal, unas gotas de zumo de limón
* si los tomates secos no los tenemos en aceite, podemos ponerlos a rehidratar en agua y después escurrirlos bien. El tiempo dependerá de los tomates utilizados. Una vez están un poco tiernos, los secamos bien y los ponemos en aceite.

Preparación del pesto rojo:

Poner en el vaso de la batidora los tomates, los piñones, el ajo pelado, las hojas de albahaca, las gotas de zumo de limón, el azúcar y la sal. Triturar bien e ir incorporando el aceite de oliva poco a poco hasta conseguir la textura y densidad adecuada.

Finalmente, incorporar el parmesano rallado y mezclar bien. Si fuera necesario, añadir más aceite de oliva. Dejar reposar el pesto para que tome sabor.

Preparación de la pasta:
1.- Cocer la pasta en abundante agua hirviendo con sal el tiempo que indique el fabricante, escurrir bien y reservar.
2.- Cortar la sepia en tiras. Calentar una parrilla con 2 cucharadas de aceite de oliva, hacer la sepia a la plancha hasta que esté dorada, retirar del fuego y mezclar con la pasta.
3.- Servir la pasta con la sepia y la salsa de pesto rojo al gusto.


viernes, 27 de noviembre de 2015

Flan de calabaza


Pocos postres son tan fáciles de hacer como los flanes, para una cena informal o algo más serio, pueden ser el postre o la merienda perfecta. Ya nos habíamos atrevido con el clásico de huevo, el tradicional bizcoflan y el de café, pero esta vez le hemos añadido unas dulces calabazas de temporada, y el resultado ha sido un delicioso flan que seguro repetiremos.
Con estos sencillos ingredientes y unas pequeñas recomendaciones que os doy tras la receta, os aseguro que va a ser más que sencillo que triunféis:

Ingredientes (para 10 flanes individuales):
- 1/2 kg. de calabaza asada
- 5 huevos
- 200 gr. de azúcar
- 1 bote de leche ideal

1.- Mezclar la calabaza junto con el azúcar con ayuda de una batidora.
Incorporar los huevos y la leche y batir bien hasta conseguir una masa fina y homogénea.
2.- Verter la mezcla en moldes individuales y cuajar al baño maría *
3.- Una vez hecho el flan, dejamos enfriar a temperatura ambiente para luego pasarlo al frigorífico y desmoldarlo con cuidado (si es necesario para su presentación) pasadas 4-5 horas.

* el baño maría consiste en poner el recipiente o molde al calor pero amortiguado dentro de un baño de agua que en ningún caso debe entrar en contacto con el flan para que se cuaje bien y no se termine pegando. El baño maría se puede hacer en una olla (normal o exprés) o en el horno. En cualquiera de ambos casos, conviene tapar la flanera (o flaneras, si son individuales) y meterlas en la olla o bandeja caliente con el agua hasta la mitad de la/s misma/s. Si no disponemos de tapa, podemos utilizar papel de aluminio para cubrirlas.
El tiempo de cocción va a depender del tamaño del flan (número de huevos que lleve) y de si lo hemos hecho en flanera individual o grande.
En cualquier caso, para saber si el flan está hecho, basta con introducir un palillo hasta la mitad y comprobar si sale limpio y por tanto está cuajado.
Esta vez, con las flaneras individuales, y con la cocción en el horno, puse la bandeja con agua caliente, el horno precalentado a 180 ºC y las flaneras tardaron 35 minutos en cuajarse.

lunes, 23 de noviembre de 2015

Arroz al horno con calabaza


Arroz al horno con y ¡en calabaza!. Me habían hablado de este plato típico de Vilafamés, al norte de Castellón y como en casa somos fans absolutos del arroz al horno, no hemos dudado en probarlo. La mejor presentación para el arroz al horno más otoñal: la calabaza asada le aporta un toque dulce y sabroso al arroz.
Lo hemos preparado siguiendo nuestra receta tradicional, la única novedad es que lo hemos cocinado en esta cazuela tan especial: la de la calabaza que previamente hemos asado y vaciado.
Es un plato que llena bastante, puesto que el arroz se toma junto con las "paredes" de la cazuela, así pues, hay que contar con menos cantidad de la habitual que pongamos de arroz.
Y por último, tendremos en cuenta que a la hora de cocerse, la calabaza sigue soltando algo de jugo, por lo que la cantidad de caldo que pondremos será en la proporción 1- 1 (misma cantidad de caldo que de arroz).
Una presentación espectacular y una combinación deliciosa que merece la pena probar:

Ingredientes:
Para 4 personas:
- 1 calabaza
- Costillas de cerdo y magro a tacos (al gusto, con una tira de costillas y unos tacos, basta)
- 1 vaso de arroz
- 1 vaso de garbanzos secos
- 1 longaniza roja y 1 morcilla de cebolla
- 1 tomate
- 1 patata pelada a rodajas
- 1 cabeza de ajos
- Sal, colorante

Preparación previa:
1.- Ponemos los garbanzos a remojo la noche anterior. Para calcular la cantidad, utilizo el mismo volumen de garbanzos que de arroz (en este caso, 1 vaso de garbanzos) *

2.- Cortamos la calabaza por la mitad y la ponemos a asar en el horno a 180 º C alrededor de 1 hora, hasta que la carne esté blandita.
Con ayuda de una cuchara, vaciamos el interior hasta dejar una pared de al menos un dedo de grosor. Reservamos la calabaza asada del interior, con la que podremos preparar un jugoso bizcocho de yogur, una tarta con chocolate, un flan... 


Preparación del arroz:
1.- Preparamos el caldo para el arroz:
- Calentamos una cucharada de aceite en la olla.
- Pelamos y cortamos a rodajas la patata y la sofreímos. Reservamos.
- En el mismo aceite sofreímos la carne ya salada.
- Añadimos la cabeza de ajos y le damos una vuelta.
- Incorporamos el agua: doble volumen de agua que de arroz más un poco y dejamos cociendo con los garbanzos y un poco de sal** el tiempo indicado según la olla (en la mía, que es rápida en 10 minutos están cocidos).

2.- Precalentamos el horno a 200ºC.
- En la "cazuela" de calabaza ponemos la longaniza y la morcilla en crudo, desmenuzada o entera (al gusto). Añadimos el arroz, la carne, los garbanzos, la cabeza de ajos, las patatas reservadas, el caldo caliente (doble volumen que de arroz) y un poco de colorante.
- Hornear 40 minutos. Dejar reposar

Nota:
* una opción muy aconsejable es congelar los garbanzos una vez los hemos tenido en remojo. Los secamos y los congelados en bolsas herméticas. De esta forma, siempre los tenemos disponibles.
Cuando los necesitemos, no hay más que añadirlos al caldo caliente.
** la calabaza es bastante dulce, así pues, esta vez tendremos que incorporar un poco más de sal de la habitual.
*** en cuanto a cantidades, como he dicho anteriormente, al tomarse el arroz junto con la calabaza, llena bastante. Para cuatro personas, utilicé un vaso de arroz que cociné en media calabaza y fue más que suficiente.