domingo, 6 de octubre de 2013

Cebolla caramelizada



La cebolla caramelizada le da un toque muy rico a los platos y podemos prepararla en grandes cantidades y tenerla siempre a mano congelada en porciones pequeñas para acompañar una ensalada templada, unos canapés o una carne a la sal o a la brasa...
Lo único que necesitamos para prepararla es un poco de paciencia, porque dificultad no tiene, sólo requiere tiempo para dejar hacer la cebolla a fuego lento hasta que esté en su punto.

Ingredientes:

3 cebollas grandes *
Azúcar moreno
Vinagre balsámico de módena
Una cucharada de aceite de oliva

1.- Cortar las cebollas en juliana, y rehogar en una sartén con un poco de aceite.
Dejar pochándose a fuego lento hasta que queden transparentes.
2.- Añadir una cucharada sopera de azúcar moreno por cebolla (para 3 cebollas, 3 cucharadas de azúcar) y una cucharada de vinagre de módena y mover hasta que la cebolla coja el tono marrón (más o menos unos 20 minutos) a fuego más lento.
3.- Dejar escurrir el aceite y secar la cebolla sobre una servilleta de papel.

*podemos hacer la cantidad que deseemos, mengua mucho al cocerse y como congela tan bien, hay que aprovechar para hacer buena reserva!

2 comentarios:

  1. Gracias por enseñarme algo nuevo, no sabía que se podía tener congelada..besos y feiz semana.

    ResponderEliminar
  2. gracias a ti por tus comentarios y por leerme!

    ResponderEliminar